El lector oye siempre hablar de cojinetes fundidos en el automóvil o en la aspiradora. ¿Qué son estas cosas? El cojinete es un eje rodeado por un manguito cilíndrico ajustado. El aceite lubrica las superficies de contacto del manguito y del eje para reducir la fricción corrediza (véase FRICCIÓN).

Los ingenieros gastan mucho tiempo analizando de qué materiales (bronce, acero, aluminio, etc.) deben ser el eje y el manguito y cómo introducir el aceite o la grasa para mantener las cosas en funcionamiento. Una vez que se seca el aceite en el cojinete, el eje frota el manguito, y se calienta, aumenta y se “agarrota”, todo lo cual conduce a un cojinete fundido.

Para prevenir que esto suceda deben mantenerse bien aceitados los cojinetes, pero la gente olvida y por consiguiente los ingenieros han producido algunos diseños ingeniosos de lubricación. Muchos cojinetes lubricados una sola vez tienen manguitos hechos de bronce poroso. Bajo un microscopio este bronce parece una esponja muy fina pero es rígida a diferencia de las esponjas naturales cuyo material es flexible. El manguito de bronce poroso es humedecido en aceite hasta que las cavidades estén llenas. Entonces el cojinetes montado y protegido para evitar el polvo. Cuando el lubricante se seca o gotea lentamente, nuevo aceite es sacado del bronce y del espacio entre el manguito y el eje. Estos cojinetes pueden ser renovados después de mucho tiempo de servicio volviéndolos a humedecer en aceite.

Los cojinetes de bolas, llamados a veces cojinetes sin rozamiento, son destinados al servicio donde la fricción del cojinete de manguito no puede ser tolerada. Los cojinetes de bolas no son completamente sin rozamiento pero son mucho más que los cojinetes de manguito. La razón es fácil de demostrar: tomemos una bola de tenis y pongámosla en una superficie lisa: coloquemos la palma de la mano encima de la bola y hagámosla rodar hacia adelante y atrás en la mesa

Notamos que la bola rueda tanto en la mano como en la mesa. En seguida sostengamos la bola en los dedos y tratemos de deslizarla a lo largo de la mesa sin rodarla: es mucho más difícil, y la diferencia está entre el rodamiento y la fricción corrediza.

Imaginemos un tubo cortado por la mitad. Pongamos la mitad inferior en la mesa y coloquemos dos o tres bolas dentro del canal del tubo, coloquemos la mitad superior encima de las bolas: podemos mover la mitad superior adelante y atrás libremente y las bolas rodarán al mismo tiempo.

Sí doblamos las mitades del tuvo en un círculo y llenamos el espacio entre ellas con bolas, la mitad exterior (llamada anillo de rodadura) puede rodar por el canal interior y las bolas pueden girar indefinidamente. Si deslizamos el eje hacia el agujero central y ponemos un anillo de rodadura exterior obtenemos una rueda de automóvil o un patín de ruedas. Si encajamos un cojinete de bola en la caja del motor y extendemos el eje por el anillo de rodadura interior obtenemos un motor de cojinete de bolas.

Los cojinetes de bolas son tan pequeños que pueden verse muy difícilmente y tan largos que puede manejarse un camión a través del anillo de rodadura interior. Están hechos para funcionar en barras derechas en vez de bolas, barras cónicas y barras aciculadas. ¿Por qué no? El método antiguo de mover cosas pesadas es el de poner dos o tres soportes debajo de ellas: se rueda el objeto hacia adelante hasta liberar un soporte de atrás, luego se recoge el soporte y se coloca en frente.

¿Cómo se colocan las bolas? A veces los canales son cortados en los bordes de los anillos de rodadura y colocados para que se deslicen las bolas. Cuando los anillos de rodadura están llenos, las cajas de bolas son usadas para mantener las bolas equiespaciadas alrededor del cojinete y para evitar que se caigan cuando los dos canales se alineen.

A veces el anillo de rodadura exterior es dividido (en realidad es quebrado en un sitio) y extendido para llenar los anillos con las bolas. Más tarde se unifican mediante el estator o un manguito delgado y ajustado.

A veces las bolas son grandes respecto de los diámetros de los anillos. Empujando el anillo de rodadura interior sobre un lado, cinco o seis bolas pueden ser deslizadas en el espacio restante lunado. Finalmente, las bolas son redistribuidas igualmente por el cojinete con un recipiente.