Ventiladores, compresores y bombas hacen aproximadamente lo mismo: mueven los líquidos. Los ventiladores son destinados a enviar un gas (usualmente aire) de un lugar a otro con el fin de ventilar, enfriar o calentar. Los compresores se destinan también a mover aire pero en este caso el aire es enviado a un tanque, y puesto que el aire es compresible el compresor agrupa más y más aire en el tanque, elevando la presión hasta un punto determinado. El aire comprimido se usa en los pulverizadores, rociadores de pintura o ventosas para limpiar manchas en las fábricas. El aire comprimido acciona muchos instrumentos, como perforadoras, destornilladores y martillos que fragmentan las calles y extraen los minerales.

Excepto en variaciones menores de sellado y valvulería, el compresor es similar a una bomba. La única diferencia es que la bomba se utiliza usualmente para mover un líquido, como agua, aceite o gasolina, el cual es relativamente incompresible. La bomba mueve por lo general el líquido para elevarlo a una altura mayor, como la bomba de agua que eleva el agua corriente en los edificios altos hasta el tanque situado en la azotea (véase GRIFO Y VÁLVULA)

En todo caso, la función de la bomba es la misma. El líquido debe ser movido de un tanque de baja presión y empujado a un nuevo lugar con una mayor presión. Para hacer esto la bomba extrae una pequeña cantidad de película y lo envía a un compartimiento. Luego cierra la abertura, abre un pasaje por el lado de alta presión y exprime el líquido del compartimiento para enviarlo por el pasaje de alta presión. El principio es siempre el mismo, pero los métodos varían muchísimo; y solamente estudiaremos algunos de los más conocidos.

Quizás la más conocida es la bomba de pistón. Se usa una para inflar las llantas de la bicicleta. La bomba de bicicleta consta de un cilindro, un pistón ajustado que se desliza adelante y atrás a lo largo del cilindro, y un par de válvulas en el extremo del cilindro. Una de estas válvulas permite que el aire fluya en el cilindro. Llamemos a ésta la válvula de admisión. La otra permite que el aire salga del cilindro: es la válvula de salida.

Estas válvulas de paso único se llaman válvulas de retención. Imaginemos una faja flexible de goma que cubre la abertura dentro y fuera del cilindro. Cuando el aire sale por el agujero la faja se aparta y el aire fluye; cuando trata de regresar, la faja es presionada contra el agujero y lo cierra.

Si las válvulas conectan el cilindro a la atmósfera en el lado de entrada y a la llanta o tanque en el lado de salida, se tienen los elementos necesarios para bombear el aire. Haciendo funcionar el pistón de un lado a otro, se obtiene aire fresco de la atmósfera, el cual penetra en la llanta en cada carrera de ida.

Los técnicos han tomado esta idea básica y la han mecanizado para obtener mayor volumen y menos esfuerzo. En vez de un solo cilindro la bomba de pistón axial posee un número de agujeros cilíndricos para que puedan formar un círculo de agujeros en el soporte fijo. Cada agujero tiene su propio pistón que oscila de un lado a otro, accionado por el disco con plano no ortogonal al eje de rotación un círculo de metal con un corte sesgado en un lado. A medida que el disco gira sobre su eje, empuja los pistones dentro y fuera de los cilindros uno cada vez. La valvulería es conectada en los extremos de las cámaras.

Las bombas de pistón funcionan a centenares de revoluciones por minuto y elevan galones de agua o aceite a presiones de millares de libras por pulgada cuadrada.

La bomba de engranajes es mucho más sencilla. Posee solamente dos partes giratorias, dos aparatos engranados que giran en una caja ajustada para que los espacios entre la dentadura y la caja transporten el líquido de un lado de la bomba al otro. Obsérvese que sólo uno de los dos ejes de los aparatos debe ser girado por el motor puesto que un aparato acciona automáticamente al otro.

Una tercera clase de bomba usada a menudo es la bomba rotativa de paleta. En ésta un rotor funciona en una caja de mayor diámetro, pero el rotor es desviarlo a un lado para que toque la caja en un punto. Las paletas giratorias se mueven en ranuras radiales hechas en el rotor; son retenidas fuertemente con la caja mediante resortes. A medida que gira el rotor, los espacios entre las paletas agarran el líquido y lo transportan al extremo de salida. ¿Suena sencillo? En realidad sí lo es, en principio. Pero debemos considerar algunos de los problemas en estas bombas. Las superficies delantera y posterior (en el plano de la página en estos esquemas) deben estar estrechamente cerradas para que el líquido no se deslice del lado exterior al interior. Los ejes, que conectan el motor accionado al rotor giratorio, deben también estar cerrados para que el líquido no gotee alrededor del cojinete y manche el piso. Estos problemas son más críticos y menos fáciles de controlar a medida que aumentan las presiones. Quizás es difícil agrupar la magnitud de diez mil libras por pulgada cuadrada. Imagínese el lector una bomba que tuviera que elevar el líquido a una presión de 700 veces más que en la olla de presión.