¿Qué es el aire y qué es la presión de aire? El aire es un gas, una mezcla de oxígeno, nitrógeno y otros gases menores, que rodean la tierra con una capa de varias millas de espesor.

El aire tiene peso; cada pie cúbico de aire al nivel del mar pesa un poco más de una onza. Hablamos de “aire al nivel del mar” porque a medida que se asciende el aire es menos denso. El aire es compresible y el gran peso del aire superior oprime el aire al nivel del mar en un volumen relativamente pequeño. A una altura de 25.000 pies, con mucho menos aire oprimiendo desde arriba, un pie cúbico de aire pesa menos de media onza. Una columna de aire de 1 x 1 pulgada cuadrada y tan alta como el cielo pesa menos de 15 libras, lo cual explica por qué los ingenieros hablan de presión atmosférica al nivel del mar como aproximadamente de 15 libras por pulgada cuadrada.

Esta presión actúa sobre nosotros exactamente como la presión del agua actúa sobre el buzo de aguas profundas. Cuando se ensancha la cavidad del pecho, el aire entra para llenar el espacio. Para sacar el aire se contrae el pecho, creando una presión interna un poco más alta que la presión del aire exterior, y así se saca el aire atrapado. Cualquier presión más baja que la presión de aire atmosférico es llamada vacío. Vacío suave se refiere a presiones un poco debajo de la presión de aire atmosférico; y vacío alto se refiere a la presión cercana al cero absoluto.

Incidentalmente, lo que a veces olvidamos es que la presión no es el estado normal o promedio del universo, el vacío sí lo es. Existe más vacío en el espacio interplanetario e interestelar que presión en la tierra. Por consiguiente, el vacío o casi completo vacío, es más natural que un espacio lleno con tierra, ladrillo, aire o gente.

Sin embargo, el vacío es raro en la tierra y puede por consiguiente utilizarse en muchas formas interesantes. Una de éstas, la aspiradora, absorbe el aire atmosférico por un tubo que transporta el polvo y la suciedad, junto con él. El aire es aspirado y llevado a través de una tela porosa o un talego de papel arrojable. Las partículas de polvo o suciedad son muy grandes para atravesar los “poros” del talego, y son atrapadas, reunidas y dispuestas en una forma sencilla y conveniente.

La aspiradora consta de un ventilador mecánico que crea el vacío, un talego removible que está en frente del ventilador para reunir o recoger el polvo, un tubo o conducto que lleva el polvo y el aire hasta el talego, y una base o soporte en el extremo del tubo destinado a pasar sobre el tapete o el mueble o la pared. El aire atmosférico adyacente al soporte es empujado en el tubo por la presión del aire exterior.

De este modo, la aspiradora hace más que cepillar la superficie del tapete. El aire succionado en el tubo viene de debajo del tapete y del interior de las almohadas.

Las aspiradoras tipo de pie tienen usualmente un cepillo giratorio que ayuda a recoger el polvo; y las aspiradoras tipo depósito o tanque poseen “peines” instalados en el soporte.